MICENAS

El yacimiento arqueológico de Micenas está situado a 90 kilómetros al suroeste de Atenas, en el noreste de la península del Peloponeso. Según la mitología la ciudad fue fundada por Perseo, hijo del dios Zeus y la mortal Danae que construyó con ayuda de los cíclopes las murallas de la ciudad con enormes bloques de piedra que por eso se denominan ciclópeas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Acropolis

Los micénicos o aqueos, como se denominaban a sí mismos, fueron el primer pueblo propiamente griego que se estableció en Grecia. Hablaban una forma de griego primitivo y adoraban a Zeus, Hera, Poseidon, Hermes, Atenea y Dioniso. Sus gestas fueron contadas por Homero en la Iliada y la Odisea. Llegaron a Grecia hacia el año 2200 a. C. estableciéndose en el Peloponeso alrededor del año 1600 a. C.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La formidable muralla de Micenas, de 13 metros de alto por 7 metros de espesor, rodea una superficie de forma triangular de aproximadamente 25.000 metros cuadrados situada en lo alto de una colina. Esta ciudadela fortificada estaba reservada para el rey, su familia, los nobles y su guardia personal. Los aldeanos tenían sus casas fuera del recinto amurallado, pero podían buscar resguardarse tras las murallas en caso de ataque.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una vez que se recorre la rampa de acceso a la ciudadela nos encontramos la puerta principal de la ciudad denominada «Puerta de los Leones» que debe su nombre a las dos leonas esculpidas en el tímpano triangular de piedra que representaban el poder micénico. Tiene un dintel de 20 toneladas. El vano de 3 x 3 metros estaba protegido por una puerta de madera recubierta con bronce para darle mayor solidez.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Puerta de Los Leones

A la derecha de la entrada se encuentra un cementerio de forma circular de 26,5 metros de diámetro delimitado con grandes losas verticales en el que se disponen varias tumbas del siglo XVI a.C. donde se encontraron la mayoría de las joyas de Micenas y la máscara funeraria que Schliemann atribuyó erróneamente al rey Agamenón. Posteriormente los micénicos sustituyeron estas tumbas por grandes sepulturas subterráneas abovedadas llamadas «tholos» que construyeron fuera de la ciudad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Círculo de Tumbas

Aproximadamente en el centro de la ciudadela y coronando la colina se encuentran los restos del Palacio de Agamenón. La habitación principal, como en todos los palacios micénicos, es el«megaron» o «gran salón», uno de los elementos más característicos de la arquitectura micénica, compuesto por un pórtico abierto con dos columnas, un vestíbulo, también llamado«pronaos» y la sala principal cerrada de planta rectangular, también llamada «cella» o «naos».

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Palacio de Agamenón

En esta sala los soberanos recibían a sus huéspedes, llevaban a cabo los banquetes rituales, escuchaban en privado las presentaciones de los rapsodas y aedos y celebraban consejos de guerra. La estancia principal del «megaron» que podía tener dos pisos, tenía un hogar en el centro, rodeado de cuatro columnas que soportaban el techo, en el que debía abrirse un lucernario cubierto para la iluminación del interior y la salida de humos. El trono se adosaba en la pared de la derecha del que entraba, frente al hogar. El «megaron» se considera el antecedente del templo griego.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El recinto fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s